¿Qué pasa cuando una empresa muere?

Home/Emprendedores, Empresas/¿Qué pasa cuando una empresa muere?

ruinas

El 63% de las empresas con las que tuve contacto hace 3 años cuando empeces emprender han cerrado y solo 37% continúan funcionando, de las cuales el 35% de estas eran empresas de nueva creación como lo era yo.

Es abrumador ver como comienzas a ordenar tarjetas de visita que tienes acumuladas en tu directorio de contactos y te encuentras con que un porcentaje muy elevado de empresas han cerrado. Es una lastima, porque al igual que yo empezaron mucha ilusión queriendo vivir de sus sueños y a día de hoy muchos estas sin trabajo.

[progress percentage=”63″ filledcolor=”” unfilledcolor=””]Empresas que han cerrado[/progress]

[progress percentage=”37″ filledcolor=”” unfilledcolor=””] Continúan abiertas[/progress]

[progress percentage=”13″ filledcolor=”” unfilledcolor=””] Startups[/progress]

 

¿Pero qué pasa cuando una de estas empresas muere?

Cuando una empresa muere se producen una gran suma de acontecimientos, es como un pequeño Big Bang o una súper nova dentro del mundo del emprendedor.

Tienda: Cuando es un establecimiento y no ha conseguido vender todo el genero, lo que suele pasar es que parte de ese genero se tiende a guardar en un trastero o se acaba mal vendiendo por internet o algún establecimiento de productos de segunda mano, lo ideal seria intentar vender a buen precio aunque sea a coste 0 a alguien de tu competencia o que quiera iniciarse en ese sector.

Mobiliario: Me sorprende ver como muchas empresas cuando cierran sus puertas dejan el mobiliario en el local, un mobiliario que no es barato y que aunque no fuera por mucho dinero siempre se puede revender.

Autoestima: Como en cualquier fracaso amoroso, los sentimientos son negativos, ser objetivo y hacer uso del sentido común no es propio del ser humano, así que lo que hacemos es sentirnos mal, infravalorarnos y castigarnos por no haber tenido éxito. La diferencia es que en el amor la gente de tu alrededor de animara y te apoyara que encuentres a otra persona y cuando se trata de una empresa, pasa lo contrario, te animan a que no lo vuelvas a hacer.
Tienes que ver el cierre de la empresa como parte del aprendizaje de la vida, analizar que fue mal y ya esta, tener una actitud positiva es fundamental.

Deudas: El mayor problema que tiene una empresa cuando cierra, son las deudas, sino ha conseguido solventar todas antes de cerrar tiene que pasarse durante años pagando esas deudas.
La mayoría de empresas a las que se les acumula las deudas viene provocado porque se han pasado mucho tiempo aguantando en la cuerda floja, esperando a que la situación mejore y eso solo hacia que aumentar la deuda, cuando lo que tenían que hacer es cerrar antes de que se incrementara o buscar soluciones para reconducir el negocio.

Trabajo: Trabajamos para ganar dinero y este a su vez para vivir, que la empresa haya cerrado no significa que no haya que seguir ganando dinero. Esta, conjunto a las deudas es una de las peores cosas que tiene que vivir un emprendedor, volver a buscar trabajo, sobre todo porque tiene que hacer un reciclaje, bajar las expectativas y subir una autoestima que se ha visto dañada por el cierre, ademas si a eso le sumamos que en este país no se valora el fracaso como una excelente fuente de aprendizaje aun es peor. Yo recomiendo siempre buscar empresas donde pueda demostrar lo que ha aprendido con su propia empresa, que no busque cualquier trabajo porque existe una necesidad, que centre sus energía hacia un sector en concreto, sino funciona a otro, pero siempre digo, menos es mas.

Internet: Una de las cosas que más se ven es como las paginas web o redes sociales de muchas de las empresas aun están operativas tiempo después de haber cerrado, eso si abandonadas, es una lastima ver el cementerio que se esta creando en Internet de paginas olvidadas, es como si de golpe un día desaparecieran, así sin mas, puedes ver en los blogs o los muros de las redes sociales sus ultimas publicaciones sobre como dan los buenos días, como hay que ser optimistas o como promocionan sus productos, sin ni tan siquiera una despedida, simplemente ese día fue el ultimo que sus seguidores pudieron tener contacto.

Familia: Un aspecto muy duro para persona cuando tiene que cerrar es la familia, es muy difícil que no hayan problemas familiares cuando existe una deuda o cuando las cosas no están yendo bien, la ansiedad, el estrés y los miedos hacen estragos, cuando no hay dinero para comer o tienes incluso que pedir, es muy doloroso, pero ahí hay que ser transparente con la familia y que comprendan la situación y como te sientes, para que cuando llegues a casa no sea un lugar donde no quieres ir sino un lugar donde refugiarte y cargarte las pilas.

Estas solo son algunos de los aspectos que se acaba encontrando un emprendedor cuando cierra su negocio, he querido tocar el tema muy por encima para hacer un poco conciencia para aquellos que las cosas no les este yendo del todo bien y vean con lo que se pueden encontrar sino hacen cambios en su negocio o acuden a un consultor.

Muchas suerte a todas esas personas que lo están pasando francamente mal, espero que si una empresa cierra, lo haga porque se jubila o por propia voluntad, no por obligación.

By | 2013-07-19T11:46:53+00:00 julio 15th, 2013|Emprendedores, Empresas|