20130116-223604.jpg

Creo recordar que en alguna ocasión ya he hablado sobre las diferencias entre liderar y mandar, pero es que me gustaría hacer hincapié en eso, ya que cada vez veo mas que en las empresas los jefes o encargados sólo hacen que recortar derechos a los empleados y mandarles como si fueran esclavos y creo que no han aprendido que un empleado no es igual a un esclavo, sino es un intercambio de servicios a cambio dinero y que a pesar de sus estudios o conocimientos todos somos personas por lo cual a todos se les tiene que tratar por igual.

Un buen líder es el que sabe hacer que el resto de las personas decidan hacer las cosas por cuenta propia y no porque se lo manden, la mala costumbre que tienen los jefes es la de estar mandando constantemente a sus empleados queriendo controlarlo todo lo que tienen que hacer sin que ellos den un palo al agua, cuando lo que tendrían que hacer es practicar con el ejemplo ya sea haciendo la tarea o estimulando a las otras personas para que quieran hacerlo.

Otra de las cosas importantes que podido ir apreciando durante todo este tiempo es que estar todo el tiempo trabajando no es igual a estar trabajando,me explico, es importante dejar descansos y que los empleados se relacionen entre ellos, si se forma un corro de empleados hablando no pasa nada siempre cuando ellos hayan hecho su faena o la lleven al día, hay que tener en cuenta que el trabajo en equipo es el mismo en una empresa que en un deporte, por lo que la compenetración entre los compañeros es muy importante, si ellos se sienten a gusto y son felices rendirán mucho más ya que se ayudaran los unos a los otros en cambio si se sienten poco valorados y su superior esta siempre encima su rendimiento será inferior.
Si hay uno o varios empleados que no rinden no es problema de los empleados (aunque también puede ser) más bien es culpa de sus superiores que no saben estimular a esas personas, un buen líder sabrá cómo hacer que esas personas trabajen, haciendo que se sientan valoradas, agusto con su trabajo y que den el 100% en lo que estén haciendo.

No sé en qué momento el emprendedor ilusionado se convirtió en un jefe autoritario, supongo que la falta de confianza en uno mismo hace que no sea capaz de depositarla en los temas y de rienda suelta al trabajador.

By | 2013-01-16T22:37:43+00:00 enero 16th, 2013|Emprendedores, Empresas, Innovacion, Motivacion|