¿Has dejado de fantasear con tu empresa?

Home/Emprendedores, Empresas/¿Has dejado de fantasear con tu empresa?

Fantasia empresas

Cuando hablo con una empresa sobre cuales son sus objetivos y me cuentan lo que hacen, me sorprende porque lo que ellos pueden aportar a sus clientes es realmente bueno, pero lo que transmiten no y todo se acaba justificando con frases como: “Esto siempre se ha hecho así” o “Es que la competencia también lo hace” o “Esto es lo que nuestros clientes quieren” 

¿en serio? ¿tu crees que tus clientes quieren ver y oír el mensaje que estas trasmitiendo? yo creo que no y no solo es mi impresión, sino estaría teniendo esa conversación.

Por esta razón hay que darle personalidad a la empresa, sino fijamos en las grandes corporaciones que podemos ver en televisión, todas tienen una personalidad única, empresas como Coca Cola, Estrella DAMM, el Corte ingles, Google, BMW, etc… la tienen, seguro que si ahora te digo que pienses en un anuncio o lo que transmiten te vendrá un buen recuerdo como una mano fuera del coche, felicidad, una canción alegre, cervezas y buen royo .

Por lo que empresas como Google en Silicon Valley son tan admiradas es porque han cambiado ese modelo de empresa, se puede ser grande, corporativo pero cálido, ser un sitio alegre donde puedan valorar tu trabajo y donde la productividad y los resultados se premian.

Darle personalidad a tu empresa puede ser lo que haga que sea reconocida por tu competencia y los clientes,

¿Has dejado de fantasear con tu negocio? ¡vuelve a hacerlo!

Lo bonito de emprender es fantasear, imaginar que todas esas ideas y sueños se hacen realidad, pensar que un día vivirás de eso, a medida que vas avanzando una idea y se va convirtiendo en un proyecto, la fantasía se va haciendo cada vez más grande, te van surgiendo más ideas, incluso sino tienes nadie que te baje de la nube, puede acabar en un locuron, pero es tan bonito fantasear que algo que esta en tu cabeza pueda materializarse.

Pasado un tiempo y después de tantas fantasías, mucho esfuerzo y mucho valor, al final consigues montar una empresa, pero como bien dicen, no todo lo que reluce es oro, así que te das cuenta con los días que la realidad es bien distinta, no es el mar de rosas que te imaginabas y los pagos, las deudas y la falta de clientes hacen que ya no fantasees con la empresa sino con vivir mejor, un lugar donde no hay que esconderse de nadie y donde los colores oscuros del miedo desaparecen para dar luz a un arcoiris de felicidad.

Se que es eso de despertarte escuchando cada mañana el sonido de la alarma, ese sonido que te avisa de que tienes que volver a la realidad y dejar de soñar, sobretodo cuando llega ese momento de no querer levantarte de la cama, solo de pensar que tienes que ir a tu trabajo, a tu propia empresa, te pone enfermo, es una pesadilla algo que hace un tiempo para ti era una alegría, se que se siente y he visto muchas empresas cerrar porque esa sensación de ansiedad, miedo, angustia y tristeza son más fuerte que el sentido común, debido a la suma de todas esas sensaciones al cuerpo le crea un bloqueo o parálisis que no permite hacer nada más, no puedes pensar, razonar, actuar, ni tan siquiera vivir, solo quieres irte lo más lejos posible para que los problemas no puedan encontrarte, pero siento decirte que esa no es la solución.

¿Como volver a fantasear?

Conseguirlo es cuestión de actitud, hay que ser positivos ante todo en la vida, creer que es posible volver a vivir de los sueños. Se que es difícil cuando las deudas te aprietan el cuello, cuando los clientes no entran por la puerta o te llaman por teléfono para pagar alguna factura, pero sino haces nada para cambiar la situación todo seguirá igual de sombrío.

Si ves una pelota rodando cuesta abajo ¿Qué haces?

Parate a pensar como quieres sea tu vida o como quieres que este tu empresa dentro de 1 año, ¿Quieres estar amargado pensando en los problemas? ¿crees que haciendo lo que haces conseguirás ese propósito? esta claro que no, necesitas volver a sentir motivación y esta solo viene cuando sientes ilusión por algo, fantasea como te gustaría que volvieran a ser las cosas, puede ser la dosis suficiente de motivación para ponerte manos a la obra. Como escribí en otro post, analizar la situación es el primer paso para el rumbo de tu empresa, si piensas bien te darás cuenta que hacer las cosas de maneras diferente no tiene nada que ver con tener dinero o no, pide ayude a quienes te rodean, es mejor hacer una pausa ahora, aprovechar las vacaciones de verano y volver con una plan de ejecución que estar cada día pensando no quiero ir a trabajar.

Puede que a lo mejor la mejor solución sea cerrar y montar otra cosa, o cambiar el nombre de la empresa y ganarte una nueva reputación, puede ser buscar inversores, acudir a un consultor, invertir en publicidad. Lo que debes de tener claro es que la actitud y lo que estas haciendo ahora mismo no funciona y eso solo lo puedes hacer tu con la ayuda de los demás.

 

 

By | 2016-11-24T09:11:45+00:00 Enero 15th, 2014|Emprendedores, Empresas|