Si hay algo que me gusta del marketing es la publicidad y sobre todo los vídeos. En este caso es la campaña que ha usado miele para promocionar sus nuevos aspiradores capaces de succionar cosas tan grandes como un camión.