2011-12-05 22.30.31Hoy hace exactamente 15 años que empece por primera vez a trabajar, tenia 16 años y muy poco claro que quería hacer con mi vida, ese mismo día uno de mis mejores amigos y yo empezamos nuestra vida laboral.
Durante estos 15 años he pasado por mucho tipos de trabajo para poder costearme los estudios y poder sobrevivir, cuando yo comencé los trabajos escaseaban y no podías ponerte muy selectivo con el trabajo y sobre todo siendo un crío de 16 años, sin estudio y sin experiencia, mas bien tenias que dar gracias a poder haber encontrado uno.

Mi primer trabajo era una explotación total, a día de hoy ninguna persona en su sano juicio haría lo que hacia yo por la miseria que cobraba en su entonces. Trabajaba 12 horas de Lunes a Viernes y los sábados 5 horas mas, me dedicaba a cargar troncos de 2 metros y medio e introducirlos en una maquina para que los hiciera en finas estanterías de 1,5cm. Uno de los mejores momentos era la hora del desayuno o merienda, era ese momento de tranquilidad donde te ponías frente a una estufa de leña a comer algo mientras echabas retales de madera y el calor de las llamas prácticamente te quemaba, eso era preferible a pasar el frío congelante que tenias dentro de la fabrica, que estaba en medio de la nada y donde el frío y el viento se unían para que tus días fueran terriblemente infernales, las manos se congelaban y las astillas de los troncos de madera eran como agujas que se clavaban en tus manos.

Aunque parezca increíble, mi salario era de 60 mil pesetas, unos 360 euros y aunque los salarios a día de hoy son mayores, el consumo se ha encarecido, por lo que las cosas 15 años después no han cambiado mucho.
Parece mentira que haya pasado tanto tiempo y la cosa sea tan parecida, creo que la diferencia es que la gente ya no esta dispuesta a trabajar por un suelo de mierda y unas condiciones aun peores, la sociedad se ha acomodado, prefieren estar cobrando el paro sin pensar en que algún día se acabara a trabajar en un sitio donde el sueldo es insultante y donde un empresario abusa de las condiciones en las que vivimos en la actualidad, para poder comprarse un yate o una casa en la playa.

Creo que es importante saber donde estamos cada uno de nosotros, cuales son nuestras necesidades y saber si merece la pena retroceder varios peldaños de nuestra escala de valores para poder sobrevivir en estas circunstancias que nos han tocado vivir, yo si algo tengo claro a mis 31 años es que para conseguir nuestros sueños y propósitos en ocasiones hay que sacrificar ciertas cosas para para poder seguir avanzando, porque esta vida no esta creada trabajar, eso lo ha hecho el ser humano, esta vida esta hecha para vivir y disfrutar y si con ello hay que trabajar, lo mejor es hacerlo con una sonrisa y haciendolo lo mejor posible aunque nuestro empleo sea lo peor, porque si donde pasamos una tercera parte de nuestra vida lo pasamos mal, intoxicaremos al resto de nuestra vida y no seremos felices

By | 2013-02-05T21:29:45+00:00 febrero 5th, 2013|Emprendedores, Empresas, Motivacion|